Recomendaciones

En general se realizan recomendaciones que pueden referir a: - casos en que se detecta la necesidad de realizar tareas de mantenimiento, conservación o consolidación; - casos en que se valora negativamente el uso actual respecto a las características de la edificación o del agrupamiento en que se inserta; - casos en que se torna evidente la necesidad de revertir alteraciones que distorsionan los valores de un bien calificado (transformaciones de vanos, cambios de aberturas, incorporación de materiales, cartelerías o unidades de acondicionamiento inadecuados, etc.); - casos en que se recomienda rever el tratamiento de superficies de muros con utilización de procedimientos, incorporación de materiales o de colores que desmerecen o distorsionan las calidades originales de la construcción.

Más específicamente, por ejemplo, se recomendó: - la preservación de los valores particulares que califican un bien; - la preservación de la estructura tipológica si corresponde; - la preservación de fachadas en sus diferentes aspectos (estructura, decoración, llenos y vacíos, materiales, etc.); - la preservación de los Elementos Significativos reseñados en el ítem correspondiente; - la aplicación de procedimientos específicos.

En aquellos casos en que se tiene la convicción de que si se revirtieran o modificaran algunos aspectos negativos ameritaría subir el grado, se consignó claramente que de materializarse las recomendaciones sugeridas se podrá otorgar al bien el siguiente grado de protección. En estos casos, una vez aprobado el inventario, la CEPCV puede por su propia decisión otorgar el cambio de grado si se constatan los cambios sugeridos.