Intervenciones

SIN MODIFICAR: cuando no se observan modificaciones de ningún tipo, el edificio está en su estado original.

POCO MODIFICADO: cuando existen algunos cambios menores que no modifican sustancialmente las características originales del bien. No se modifica su tipología, su espacialidad, su formalización, ni sus Elementos Significativos.

MODIFICADO: cuando las intervenciones son de entidad, es claramente visible que ha sido intervenido modificando alguna de las características esenciales del bien.

MUY MODIFICADO: cuando las intervenciones son importantes y modifican sustancialmente el carácter original del bien.

RECICLADO: cuando el bien ha sido intervenido como resultado de un proyecto arquitectónico que lo transforma, incluso para un uso diferente al original, teniendo como propósito de esa intervención la conservación de las características esenciales de la edificación original.

RESTAURADO: operación que tiene como objetivo fundamental la conservación de los valores del edificio en su estado original, incluyendo operaciones de reemplazo de elementos deteriorados, restitución de faltantes y eliminación de añadidos.